Cuidados

Consejos para Cuidar y Quitar Manchas en el Mármol

Consejos para Limpiar y Pulir Superficies de Granito 

El mármol es una piedra muy bella y noble. Mantenerlo limpio ayuda a su conservación y durabilidad.

Lo primero que hay que saber de este material es que es muy poroso, por lo que absorbe las manchas con facilidad, aunque al mismo tiempo nos brinda el beneficio de que suelen salir con éxito si se actúa con prontitud.

 

El granito es un bellísimo y muy versátil material utilizado en la construcción de diversas superficies en el hogar. En muchas cocinas, el granito es la base de las mesadas, permitiendo una limpieza práctica y una superficie ideal para el amasado.

 

La limpieza del granito suele ser bastante práctica, bastando simplemente pasar un paño húmedo por sobre la mesada para eliminar suciedades y polvillo. Sin embargo, si quieres hacer una limpieza más efectiva, solucionar alguna mancha avejentada o pulir el granito para restaurar su brillo original, no te pierdas estos sencillos consejos, muy útiles y fáciles de ejecutar.

 

Cómo limpiar el mármol

El método más usado para la limpieza del mármol es muy sencillo; simplemente se debe pasar una esponja o trapo embebido en una mezcla de agua y jabón. Claro que si las manchas son más profundas, se tendrán que aplicar otras técnicas.

Si el mármol ha tomado una coloración amarillenta, aplicar con un cepillo suave una mezcla de agua y vinagre.

 

Si ha quedado alguna marca de óxido o herrumbre en el piso por acción de algún mueble, se recomienda usar agua y limón (el jugo). También se puede añadir un poco de sal.

 

Cuando se utilice vinagre o limón para eliminar alguna mancha, hay que tener en cuenta que son corrosivos para la piedra, por lo que debe usarse con mucho cuidado. De lo contrario, podemos arruinar el mármol sin solución. Para que esto no ocurra, aplicaremos la mezcla sobre la mancha, frotamos suavemente durante unos minutos y enjuagamos con abundante agua y jabón. Si la mancha persiste, habrá que volver a realizar la operación, cuidando que no actúe más de unos minutos sobre la piedra.

 

 

Pasos para limpiar el granito 

Comienza por liberar la superficie, retirando objetos y decoraciones. Repasa luego con un paño suave y seco, para retirar pelusas y suciedades sueltas. Ahora sí, ya estás listo para comenzar.

 

La primera parte de esta limpieza será con detergente o limpiador para la vajilla. Simplemente, colócalo en una esponja y repasa la superficie con movimientos circulares, enérgicamente, frotando por sobre las suciedades adheridas o por donde notes que no está tan lisa y suave. Luego, aclara con una esponja, embebiéndola con agua caliente.

Con este paso eliminarás las suciedades simples, y desengrasarás la zona para dar el siguiente paso. Deja secar a la perfección antes de proseguir.

 

Analiza ahora la superficie de granito. Observa si hay partes saltadas o agujeros en algún sector. Si los hay, asegúrate de que estén bien secos, y séllalos con sellador y rellenador para granito. Este producto se aplica, se empareja con la ayuda de una espátula, y se deja secar algunas horas, según las especificaciones del fabricante. 

 

Teléfono1:     +56 9 9271 35 05

Teléfono2:     +56 9 7141 20 34

E-MAIL:           contacto@karmiysimonetti.cl